Empezamos la semana en la que se producirá el cuarto menguante, mis lunáticos.

Y venimos de la turbulenta Luna Llena en Cáncer de la semana pasada, posiblemente, una de las más complicadas de este 2017. Sé que muchos tuvisteis mambo y un importante desbordamiento emocional… aunque la tormenta ya pasó, es necesario que toméis conciencia de que esta semana no será un paseo por las nubes.

En los días venideros, los dos malotes del Cosmos: Marte y Saturno, estarán a la gresca. En su viaje por Piscis, Marte nos puso a luchar por ideales y sudar por realizar la utopía; pero el jueves 19, llega al grado 23, desde donde dibujará una tensa cuadratura partil a Saturno en Sagitario. Partiendo de que, por su naturaleza más básica, Marte y Saturno representan energías contrapuestas, la tensión entre ellos no pueden ser buenas noticias. Cuando entran en conflicto, la sensación más habitual es la de frustración. Por mucho que se quiere avanzar, no se llega a ninguna parte. Además, ambos tienen altos ideales, pero no necesariamente coincidentes. Si dos no llegan a un acuerdo, se pelean. Ojo con los dogmas y las creencias limitantes, en el fondo, no nos llevarán a ningún lado. Aquel que tienes en frente también tiene sus propios dramas, tragedias y luchas, al igual que tú. Sé compasivo, tal vez sean más serias de lo que piensas. En el fondo quizás no sepas nada de una persona a la que puedes herir sin proponértelo. A menudo, caminamos por la vida ensimismados en nuestra película, y se nos olvida que cada uno tiene escrito su propio guión… No te creas el centro del universo. En cuanto cambies de perspectiva, dejarás de serlo.

El mismo jueves, además, tendrán lugar otros dos acontecimientos cósmicos interesantes. Por un lado, es el día de la perfección del cuarto menguante, esta vez a 0º 02´de Escorpio. Es hora de empezar a hacer limpieza, acabar el trabajo pendiente y prepararnos para el siguiente ciclo lunar. Si necesitas más información sobre las fases lunares, te recomiendo que repases este post. 

Por otro lado, es el Sol el que nos invita a iniciar un viaje diferente, con su llegada al signo de Acuario Desde allí, propugna una apuesta clara por todo lo que lleve sabor a futuro. La energía de Acuario nos lleva a evolucionar, a seguir avanzando y luchar por los viejos ideales. ¿Qué es la vida sino una lucha constante por intentar hacer de este mundo un lugar mejor?

Pues eso, aprovechemos el cambio de vibración para ir dejando atrás las turbulencias de este primer mes del año. La semana que viene tendremos Luna Nueva y podremos, por fin, poner de verdad el contador a cero.

 

¡Feliz semana, lunáticos!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies