Nodos inversos. Implicaciones y karma

08/08/2017 , In: Astro , With: 3 Comments
2

Muchos habéis preguntado por las implicaciones de tener los nodos lunares inversos o invertidos.

Como sabéis los nodos de la Luna señalan karma (Nodo Sur) y dharma (Nodo Norte), por lo que tener su significado claro en la carta natal nos ayuda a empezar a definir cuál es nuestra misión de vida o camino de aprendizaje. Y esto es esencial que lo tengáis claro: Los nodos lunares de vuestra carta astral personal son los realmente importantes.

El sentido de la existencia, la razón por la que estamos aquí, no cambia de un año a otro. Nos volveríamos locos, ¿o no? Podemos estar más lejos o más cerca, más en sintonía o más en desacuerdo con el objetivo final de nuestra vida, pero la brújula sigue apuntando al mismo lugar… aunque nosotros no estemos entendiendo nada y caminemos en sentido contrario… ¿Qué es tener los nodos inversos?

Decimos que los nodos lunares están inversos si, por ejemplo, en un momento determinado, se encuentran en Leo (Nodo Norte) – Acuario (Nodo Sur) y en nuestra carta natal la posición es la inversa: Acuario (Nodo Norte) – Leo (Nodo Sur)

Los nodos lunares “en tránsito” (recordad que no son cuerpos físicos y que lo del tránsito es muy subjetivo) hablan de las tendencias que más benefician al colectivo (Nodo Norte) en ese período y la inercia (Nodo Sur) a evitar. Sin embargo, como os comentaba, prima lo señalado en la carta natal. Ante un conflicto de intereses, seguimos el camino marcado por nuestro horóscopo… Básicamente, porque ya cargamos con los dones y vicios de nuestro Nodo Sur de nacimiento y es en lo que debemos trabajar.

¿Momentos kármicos?

Pero como he contado otras veces, los nodos lunares tienen una fuerte carga kármica, y cuando están invertidos llega un momento en el que se activan por el aspecto de la oposición.

Cada 9 años aproximadamente, se produce, bien la conjunción de los nodos con el eje de la natal, bien la oposición. Por ejemplo,  A los 9 años de edad, los nodos en tránsito están invertidos respecto a los de la carta natal, a los 18 (mayoría de edad en muchos países), el Nodo Norte en tránsito forma conjunción con el Nodo Norte natal, a los 27 vuelven a estar invertidos, a los 36, en conjunción… etc. Son edades importantes que señalan giros vitales, precisamente, porque hay karma y destino de por medio, pero recordad que los pasos recorridos y el acercarnos o alejarnos del propósito, en última instancia es nuestra decisión.

¿Es positivo o negativo?

Como sabéis, prefiero usar los términos “fácil” y “difícil”… y aunque no sea lo que os guste escuchar, la respuesta es que “depende”. ¿Es el Retorno de Saturno fácil o difícil? Mientras que para unos es un infierno, otros lo viven como un proceso de madurez muy satisfactorio… Cada uno tiene su carta, sus promesas natales, sus tránsitos… etc, etc, etc.

Lo siento, queridos, no hay atajos ni recetas rápidas. El análisis astrológico requiere tiempo, dedicación y estudio, y la vida no tiene otro secreto que echarle valor y lanzarse a la arena… Son el coraje y la entereza que pongamos a cada paso los que nos llevarán a arrepentirnos o a sentirnos orgulloso de lo logrado. Así que menos teorías, y más aferrar la experiencia por los cuernos. ¡A vivir se aprende viviendo! Puedes analizar todos los aspectos menores de tu Nodo Norte que quieras… Que lo que de verdad te dice si lo estás haciendo bien es la certeza que siente tu corazón.

 

Peace & Love.

 

Share
    • Berta
    • 09/08/2017
    Responder

    Entonces, por lo que entiendo, en el caso de los nodos invertidos no significa que tengamos licencia de caer en los hábitos viciados que traemos en el karma, si no que en todo caso tendremos más “dificultades” para llevar a cabo nuestra misión karmática de trabajar dichas energías. Hm… yo que pensé que podría zafarme un ratito 😛
    En mi caso en concreto, mis nodos leo10-acuario4 (mi madre tiene Luna en Leo y mi padre es Acuario!!!) los veo -desde mi ignorancia- muy relacionados con el trabajo (mi MC) y mi infortunio. Aunque entre ellos no hay aspectos, siento que en el fondo deseo brillar con mi profesión natural, pero por otro lado siento que no lo merezco o que es ser muy egoísta (a consecuencia se me da fatal venderme). Es un poco angustioso, pero como nací con una Luna llena que comporta varias oposiciones estoy un algo acostumbrada. Me pregunto si algún día podré acabar con este sentimiento de contradicciones, que para una libriana como yo es jodido (supongo que por eso llevo des de los 7 años aprendiendo la energía de Escorpio, en casa 12, recién 1, con mi carta progresada). En fin, intensa de emociones y 100% complicada, tengo esperanzas. Y si que es cierto que des de que los nodos entraron en Leo-Acuario ha habido movidas de proyectos laborales positivas que, juntándolas con la energia taurina que emprendo este año (asc tauro en la revolución solar en octubre y luna en tauro en mi carta progresada desde abril) y Júpiter que entra en Escorpio (mis finanzas), me tocará algo que anhelo hace un par de años: una estabilidad laboral-económica para poder volar y gozar de lo que mi venus sagitariana me pide, que ¡la tengo muy chof!
    Ala, mi primer parrafote, pero tenía que hacer honor a mis nodos 😊
    Besos!

    • Laura
    • 09/08/2017
    Responder

    Gracias Luna por darte tiempo y escribir este post tan interesante. Lo leo y recuerdo los años de los giros del destino y realmente son momentos en los que mi vida fue cambiando…

    • Marylinch
    • 11/08/2017
    Responder

    Para mi lo que más me genera confusión a la hora de entender mis nodos es que se encuentren en sus casas inversas, es decir nodo Norte en géminis en casa 9, y sur en sagitario en la 3. Si bien leo y releo como lo explicas en “La Luna y tú” y observo que está difereciado lo que significa el nodo norte por signo y por casa, me resulta muy muy difícil a la hora de entender los patrones del nodo sur que tengo que evitar ya que el nodo norte en casa 9 me sugiere seguir caminos parecidos pero con la despreocupación y ligereza de géminis. Más cuando mi venus en géminis en misma casa me inclinan a ello. A veces pienso que existe una oposición de energías complementadas…y otras veces que el culpable de que lo vea todo tan difuso es Neptuno encima de mi nodo Sur. Este venus natal tiene gran protagonismo en mi carta (dominante y último dispositor, trígono ascendente…) así que creo que tengo facilidad para no desviarme de mi camino de evolución. Saludos Luna, un abrazo fuerte y felicidades por tu nueva situación. Besos!

Leave a Comment

CommentLuv badge

CONECTA

Sígueme en:

ÚNETE A LOS LUNÁTICOS

GUÍA LUNAR

Luna D

LifeStyle and Astrology Blogger

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com