Quirón retrógrado en Piscis. Descubre tu potencial

Quirón retrógrado

Quirón entra en fase retro el día 16 de junio y se une, de esta manera, a Saturno, Neptuno y Plutón, que ya están retrogradando. Como Mercurio también está a puntito de entrar en zona de sombra para después retrogradar, se pone en evidencia que son tiempos de revisión y aprendizaje, de chequear si nuestras decisiones están siendo las adecuadas para ayudarnos en el camino de la evolución.

Quirón retrógrado en Piscis expondrá viejas heridas que no pueden esperar más para ser sanadas. A veces resulta demasiado fácil poner el piloto automático y seguir viviendo como si no hubiera pasado nada… como si todo fuera perfectamente normal y estuviera en orden. En muchas ocasiones, no es así, enterramos el dolor bajo capas y capas de apariencia. Evitamos hablar de los temas que nos remueven las entrañas y jugamos a fingir que no tenemos talón de Aquiles, pretendiendo ser indestructibles. Esto ya no va a ser posible. Quirón retrógrado derrama alcohol sobre tus heridas, para que escuezan y también para que se curen. Si lo ignoras, sólo irá a peor, es ese escozor que produce el proceso de curación el que finalmente acabará dando resultados. La herida acaba sanando… aunque muchas veces nos quedan cicatrices para que no olvidemos dónde estuvo abierta.

En Piscis, Quirón es hipersensible, no nos habla únicamente de las heridas que hemos sufrido como individuos, sino también de esas que han afectado a generaciones enteras. Mencionar a la Generación Perdida o la Generación X, por ejemplo, es referirnos a un grupo de individuos que, al haber vivido en un momento preciso, han compartido determinados lastres en sus vidas. Es difícil deshacerse de este dolor porque parece irremediable. ¿Qué culpa tengo yo si el mundo no nos ofrece futuro? Este podría ser el grito de una generación dañada, pero en él se olvida precisamente la fuerza de la unión, la capacidad que tienen muchos para cambiar el presente de todos.

Ahora es el momento de derramar alcohol en la herida. Al enfrentarnos a ella, al descubrirla y al sentir el dolor, estamos facilitando su curación. El enfermo nunca vuelve a ser el mismo después de la operación; siempre quedan secuelas, pero sin duda, curarse de algo significa poder seguir adelante con mayor calidad de vida. Enfócate en esto. En sentir el dolor y en aliviarlo. No culpes a los hados de tu infortunio, no responsabilices a los políticos precedentes o a las decisiones tomadas por la generación de tus padres. El mundo que has heredado es el que ves y en tus manos está la decisión de quedarte sentado lamentándote o empezar a trabajar para cambiarlo.

Quirón estará retrógrado 5 meses. Tienes tiempo de sobra para trabajar en tu superación. No finjas que todo está bien si no lo está. En la aceptación comienza la transformación. Feliz viaje…

Photo: César Augusto Serna

Comments

comentarios

Share