gurús por luna dominante

Compuesta y sin gurú

Son tiempos difíciles en los que las personas buscan desesperadamente orientación. Reconozcámoslo: Los gurús están de moda. Molan, son muy cool y parecen tener todas las respuestas. Son como dioses, pero de carne y hueso, como tú, como yo y como todo hijo de vecino, sólo que un poquito más iluminados.

¿Y tú te vas a creer la historia así sin más? Internet ha sido un gran avance en nuestras vidas, toda una revolución, pero también tiene sus inconvenientes. Uno de los más graves (a mi parecer) es la facilidad con la que algunos han subido como la espuma del día a la mañana, partiendo de la nada. La Red amplifica como un gran altavoz las ideas (propias o prestadas) de quien sea.

Para ver a lo que me refiero sólo tenéis que echarle un ojo a este gráfico. Y que no haya malentendidos… ¡Adoro las redes sociales! Me dedico al Marketing on-line, por supuesto que pienso que son súper útiles y que constituyen una eficaz herramienta de democratización. Pero también han inflado el ego de los más ingenuos…

Basta crearse una cuenta en Twitter y empezar a mandar mensajes al mundo… Si lo haces medianamente bien puedes empezar a tener relativo éxito y a endiosarte… ¡Dios, mío! La gente me escucha… les encanta lo que digo. Debe ser que soy maravilloso, «un elegido».

Y sí, hoy proliferan los gurús como si se tratara de champiñones tras la época de lluvia. Nada tengo en contra de ellos. De hecho, algunos me gustan mucho. Me sirven de inspiración y me dan qué pensar. Hubo una época incluso, en la que me moría de ganas por encontrar el mío propio… Un sabio con un mensaje que entregarme, como el viejito de Karate Kid, mi gran maestro… ¿Cuándo aparecería? Pues aún sigo esperando amigos míos. Me quedé compuesta y sin gurú. O no. Porque todos los días aprendo.

De cada golpe que me llevo saco una enseñanza, con cada error, con cada fracaso… Los años no pasan en balde y yo soy cada vez un poquito más sabia. Mis enemigos me reiteran, generosamente, que algo debo estar haciendo mal para tener que enfrentarme con el mismo perfil de personas y de problemas una y otra vez… Mi chico, con paciencia, entiende nuestros roces de pareja como lecciones ineludibles de la vida y del amor (o me permite que yo lo entienda así) Todos los días me encuentro con enseñanzas de gurú, aunque vengan camufladas en el consejo de una buena amiga, entre las líneas de un libro, el estribillo de una canción o la escena clave de mi peli favorita… Y me gusta que sea así. Me encanta ir encontrando lecciones escondidas 🙂

Con esto, lo que os quiero decir, es que no necesitáis que ningún experto en coaching os desvele el secreto del éxito, que ningún astrólogo os marque el camino a seguir y que ningún iluminado os jure que ha descubierto el sentido de la vida. Cribad la información, cuestionad, poned en duda, consultad varias fuentes… No aceptéis cómo verdad lo que no habéis comprobado en vuestra propia piel. Que no os vendan dogmas, ni credos. Construid vuestras propias creencias a base de la experiencia. Desconfiad especialmente de la arrogancia y de la superioridad. Lo que más claro tiene el sabio es lo mucho que ignora. ¿Vas a creer al vanidoso?

El mejor gurú es la propia vida y si estás aquí es para aprender… No busques más lejos.

¡Feliz miércoles!

 

Photo: Cartel de la película Karate Kid

 

6 comentarios en «Compuesta y sin gurú»

  1. Maravilloso mensaje Luna!!! coincido plenamente y con una carta natal tan repleta de casa 9 me siento muy identificada con lo que dices.
    Las personas solemos buscar gurús o personas inspiradoras, algunos más que otros, claro está.
    Yo siempre fui muy de admirar cualidades en los demás, muy de centrar la mirada en el otro. Pero actualmente estoy cambiando… siento que mi mirada también importa y que lo más importante es ser fiel a uno mismo, siempre.
    De nada sirve buscar en otras personas la inspiración si luego no podemos plasmar lo que queremos en nuestra vida. En ese sentido creo que la principal voz a oir es la propia. Cosa que algunas personas evitamos durante bastante tiempo.

    Coincido con esto: «Todos los días me encuentro con enseñanzas de gurú, aunque vengan camufladas en el consejo de una buena amiga, entre las líneas de un libro, el estribillo de una canción o la escena clave de mi peli favorita…».
    Te sorprendería saber que una de las más locas enseñanzas de gurú me la está enseñando una niña de tan solo 4 años, que es hija de unos amigos de mis padres.
    La niñita me tomó como modelo o referente, me imita, juega a ser cómo yo…. y yo, que siempre tuve el autoestima muy bajo y me resulta mucho más facil ver lo bueno en los demás que en mi, intento comprender que ve esta niñita en mi que tanto admira.
    Es loquísimo porque ella admira a la Daniela grande, que es la que a mi tanto me cuesta aceptar y darle lugar. Y a su vez yo me siento tan reflejada en esa pequeña, que me hace acordar a mi de chiquita.
    Lo que quiero decir con esto es que hasta los niños son el gurú perfecto y más sincero en algunos momentos. Y yo que de a poco comprendo mi carta y mi fortuna en piscis en casa 5, le estoy dando más lugar a esta Daniela adulta que conserva mucho de niña.

    En cuanto a lo de las redes sociales, me gusta que todo sea más democrático y que casi todos podamos comunicarnos. Aunque comparto la idea de que hoy en día cualquier persona puede emitir mensajes y posicionarse de cierto modo, sín tener conocimientos ni buenas intenciones.
    Sín ir más lejos, cómo estudiante de periodismo, no es muy satisfactorio ver que algunas personas ocupan ese lugar sin haberse preparado para ello. Pero supongo que es el mundo en el que vivimos y habrá que adaptarse a los nuevos modos de comunicarse, estudiar, trabajar y relacionarse.

    Excelente el post de hoy, de verdad me hiciste reflexionar muchísimo 😀

    Beso grande guapa!!!

    Responder
    • Un niño tiene muchos menos prejuicios que un adulto, por eso es más sincero. Deberías hacer caso a tu pequeña gurú. Si te ve maravillosa es porque esa es exactamente la luz que reflejas 🙂 Qué bonita historia!! Gracias por compartirla!!!

      Responder
  2. ¡Oh, que buen post! No lo havia visto… Yo también estoy harta de lxs chamanes/gurús de postal.

    Ahora se ha puesto muy de moda eso de ser alternativamente místico-especial, incluso las modelos se visten de apaches fashions y los modernillos van Hacia Rutas Salvajes (la peli), pero con un trabajo totalmente capitalista… Si, ahora está de moda tener dones y hablar con espíritus o ver auras. Personalmente sé que se puede, pero no eres más o menos especial poder hacerlo. Yo no me fío un pelo de estos gurús de pegatina, pero la gente quiere vivir en películas de Hollywood y prefiere creérselo esperando ver el milagro…

    Lo que más me jode es que la gente occidental usa estas tradiciones de culturas antiguas como tendencia, cuando ni tan siquiera podemos llegar a conocerlas bien porque estamos influenciadxs por nuestra misma cultura, o en la que hemos nacido y, que aunque no sintamos nuestra, nos ha modificado la manera de entender las cosas.

    Responder
  3. Ay Luna Dominante, qué maravilloso lo que escribes. Llegué a esta entrada por tu post de hoy. Siempre desconfío y creo en mi experiencia, me pregunto, medito y formo mi propia opinión, y ese creo que es el verdadero problema: hay mmmuucha gente que no sabe pensar por sí misma, porque desgraciadamente nuestra sociedad educa y construye seguidores que no rechisten y no pongan nada en duda. A eso súmale que las personas que pensamos somos vistas como una «amenaza». Hay que ser fuerte porque si piensas diferente van todos a por ti, junto con todos los seguidores, y hay personas que tampoco soportan esa presión social. En definitiva, me ha encando la entrada y opino que el problema no son las redes sociales ni los gurús, sino la falta de capacidad para la opinión propia en la sociedad. 😀 Un saludo!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Encuentra artículos de ...

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This