La idea de despotricar contra la maternidad parece estar más de moda que nunca.

Madres independientes versus madres egoístas

Y no equivoquemos conceptos. Una cosa es el popular blog Club de Malas Madres, donde se propone vivir la maternidad sin dramas e ignorar las críticas innecesarias y las opiniones que no se han pedido… (obviamente, ni somos perfectas, ni queremos sentirnos juzgadas y renunciar a nuestras vidas por tener descendencia) Y otra cosa muy distinta es directamente renegar de tus hijos. 

Podéis leer este artículo y quedaros de piedra. No exagero.

Básicamente habla de mujeres que fueron madres y después se dieron cuenta de que les gustaba más el pasado… La llegada de los churumbeles echó por tierra sus vidas modernas y sus planes de éxito, así que sin duda alguna, si tuvieran una máquina del tiempo, volverían atrás y tomarían decisiones diferentes.

Ay… ¡Cuánto inconsciente anda suelto por el mundo! Me recuerdan a los desalmados que se acercan a los refugios de animales a adoptar un cachorro y terminan abandonándolo unas semanas después… Con los hijos no es tan fácil, ¿verdad? Pero abrir la boca para soltar sandeces, sí que lo es. Porque ahora resulta que otorga cierto aire de sofisticación y autonomía…

¿Y será que lo puedo descambiar?

“Yo era una mujer completa y realizada, hasta que la sociedad, mi pareja o mi estupidez me empujó a procrear, y ahora soy una infeliz” Parece ser su discurso revenido… Pues bien. Es lo que te mereces. La pena es que aquellos que has traído al mundo podrían haber tenido una madre que apreciara la gran bendición de su llegada.

Si te compras una falda en Zara y no te gusta, la puedes descambiar, si te tiñes el pelo rojo y que te queda mal, también tiene solución… El viaje a la maternidad, sin embargo, es un camino de ida. Nadie de invita a emprenderlo si no tienes las cosas claras. Es una decisión que tomas estando en posesión plena de tus facultades, o al menos se te supone… Y lo haces libremente y con ilusión. Debería ser así. Luego no puedes volver con el ticket al hospital demandando un cambio… “Oiga, mire, que es que no duermo por las noches… que llevo meses sin tomar una copa de vino en el local urbano más chic y además me han salido estrías. ¿Podríamos rebobinar y que nada de esto hubiera pasado?” Too late. No hay marcha atrás. No es que hayas arruinado tu vida, es que has arruinado la suya… Y eso es lo verdaderamente trágico.

Vidas forzadas versus decisiones libres

Distintos eran los tiempos de nuestras abuelas, claro está, y distintas son las circunstancias aún en el presente, en países con problemas de pobreza o en vías de desarrollo. Todos sabemos que los matrimonios por conveniencia eran y son una realidad…  Y que para muchas, la boda y la consecuente maternidad se les presentaba como único camino disponible… No les estaba permitido estudiar, emprender y tener sueños. O encontraban un buen partido, o se quedarían para vestir santos. ¡A esas mujeres sí que puedo entenderlas! Es perfectamente lógico que sientan como un lastre la vida que les tocó vivir… Y es que jamás nadie les dio la oportunidad de tener otra opción.

 

LA DEFINICIÓN DE HIJO DEL GRAN SARAMAGO ??? “Hijo es un ser que Dios nos  prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente el de la incertidumbre de estar actuando correctamente y el del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder? ¿Cómo? No es nuestro. Fue apenas un préstamo… EL MÁS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO, ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos. Luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos, pues a nosotros, ya nos bendijo con ellos” – Seguimos con la cuenta atrás, a poco más de dos semanas de la FPP con mucho agotamiento y primeros síntomas de preparto… pero resistiremos porque merece la pena lo que queda de espera ? La foto es de la preciosa sesión con @juanvalerophoto #embarazoconsciente #literatura #hijos #maternidadconsciente #NueveMeses #37semanas #EmbarazadaYFeliz #JulyBaby #BabyIsComing #TercerTrimestre #Pródromos #CountDown #Saramago #LaVida #pregnancy #CuteBump #DulceEspera #LunaDominante #LunaD #TripleDiosa #lunáticos #lunáticas

Una publicación compartida de LUNA DOMINANTE (@lunadominante) el

 

Un hijo no soluciona tus problemas

Pero ¡leñe! que las que se quejan ahora son mujeres educadas y libres… Que algunas directamente se han comprado óvulos jóvenes y bien fresquitos para su último tratamiento FIV porque tenían el capricho, no vaya a ser que se les pasara el arroz… Y toma, dos churumbeles de golpe (¡y que monos que salen los gemelos en las fotos, no?) Que otras se han lanzado de cabeza a engendrar con la esperanza de salvar sus matrimonios, o directamente llenar su vacío existencial (Hubiera sido más práctico que antes se preocuparan de amueblar sus cerebros) Y luego las hay que directamente tenían tal grado de ingenuidad, que soñaban con una tribu de los Brady en moderno, con las mamás celebrities de Instagram y sus vidas y casas perfectas y las familias famosas del Hola, sonrientes desde la portada, sentadas en el porche de su mansión… Lo malo es que no tardaron en darse de bruces con el mundo real. ¡Bienvenidas a la existencia mundana, queridas! Doy por hecho que esta decepción no será la primera ni la última en vuestras insulsas vidas. ¿No os dais cuenta de que al hablar irreflexivamente os estáis poniendo vosotras solitas en evidencia?

Nadie dijo que fuera a ser fácil…

Y ojo, que yo no espero que esto sea fácil, ni lo estoy idealizando… El vértigo está hay. Permanentemente. La plena conciencia de que el próximo tramo del viaje será duro y lleno de baches también. Pero no dejo de sentirme bendecida cada día y soy inmensamente feliz. Todo lo que sacrifico lo hago con convencimiento y sin dudas. Un nuevo ser llega a este mundo y depende enteramente de mí…¿Cómo podría pensar si quiera en decepcionarle o en hacerle sentir rechazado? ¿Cómo imaginar que puedo arrepentirme del camino emprendido cuando él jamás pidió llegar a mis brazos, sino que fui yo quien le busqué incesantemente? Tener un hijo no es un tema trivial, ni un encargo a la cigüeña de París… Si no estás convencida de emprender la aventura más incierta de tu vida, si no estás dispuesta a educar, guiar y respetar a un alma de manera incondicional y sin esperar nada a cambio, si no entiendes, que es ese pequeño ser el que ha llegado a este mundo a brindarte la enseñanza más importante que jamás tendrás… Entonces, querida, mejor cómprate un Furby y no equivoques conceptos. Eso es exactamente lo que estás buscando. Lo otro, se llama madurez… Y algunos (más de los que pensamos) mueren sin haberla alcanzado.

Es evidente que la maternidad NO es la única vía… Por fortuna, las mujeres de hoy, podemos elegir cómo queremos vivir nuestra existencia sin la necesidad de tener hijos para sentirnos realizadas y completas. El problema es que algunas SÍ que esperan que les reporte esa satisfacción y solucione un camino de frustraciones y autoengaños. Pero tratándose de una mera opción más… No la elijas si no sientes de verdad la llamada.

Y me toca a mí…

Y como lo de ser mamá (plenamente convencida de mi decisión) me toca en bien poquito, esta será la última semana que escriba, hasta que las cosas se estabilicen en casa con la llegada del bebé. Con esto no quiero decir que no vaya a dar noticias, pero no publicaré más posts en un tiempo aquí…

Sí que habrá debate en las RR.SS, en el Grupo Privado, y actualizaciones por newsletter. (Os dejo el formulario de suscripción)

Peace & Love y ¡hasta pronto!

 

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies