Me fascinan los sueños. Tal cual. Me parece alucinante que día tras día necesitemos desconectar de nuestro universo consciente durante un tercio del tiempo. ¿Dónde vamos mientras dormimos? ¿Qué nos sucede? Nuestro cuerpo sigue ahí, yaciendo en el catre, en soledad o en compañía, en pijama o desnudos, pero… ¿dónde está nuestra alma? ¿qué está pasando en nuestras cabezas?

Demasiadas preguntas. Respuestas confusas… En mi vida, he tenido tres o cuatro sueños premonitorios -quizás alguno más- (o mejor dicho, reveladores de lo que estaba sucediendo)

Me obsesionan hasta tal punto que cuando tengo pesadillas me angustio de verdad. ¿Y si estoy soñando esto por alguna razón? Es algo que no puedo dejar de preguntarme cada vez que me despierto sobresaltada.

También he experimentado los viajes astrales. En realidad no sé cómo llamarlo. Sé que hay personas con las que me he reunido en sueños y también sé que mientras soñaba he visitado lugares en los que no estaba desde hacía meses. Hablo desde mi humilde experiencia. No puedo aportar mucho más… En sueños abandonamos el plano físico y se nos abre la puerta a otras dimensiones diferentes. Me dan pena aquellos que dicen que nunca sueñan… Yo daría lo que fuera por encontrar clarificación a todos los mensajes que me han llegado así y por ser capaz de controlarlos a voluntad.

Hay una página que publica mucha información sobre todo lo relacionado con lo onírico y me encanta. Se llama Pijama surf y quiero compartirla con vosotros. Si os interesa tanto el tema de los sueños como a mí os va a gustar seguro. En uno de sus artículos que leí hace unos meses hablaban de dos tipos de sueños diferentes: Los que vienen de la puerta de cuerno y los que vienen de la puerta de marfil. Esta distinción la encontramos en La Odisea y se nos cuenta de los labios de la misma Penélope. Los sueños que nos vienen por la puerta del marfil no son reales y no se cumplen; los que vienen por la puerta del cuerno, sí que lo son.

Me parece una forma interesante de justificar porqué mientras una parte de los sueños alberga mensajes significativos para nosotros, el resto son pura y dura anécdota…

Parafraseando al querido Freud, la interpretación de los sueños es el camino al conocimiento de las actividades inconscientes de la mente. Y si te soy sincera, yo creo que es mucho más que eso.

 

Photo: Juliette

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies