Hola lunátic@s.

Hoy hablaremos de Pilates.

Tengo el placer de presentaros «Whole», un espacio dentro de Luna Dominante en el que tendremos la oportunidad de charlar con profesionales especializados en el bienestar.

Como podéis intuir, el nombre de la sección, que significa «totalidad» o «completo» en español, hace alusión al estilo de vida holístico que desde siempre he propugnado como camino a la felicidad (la llave de tu futuro se esconde en tus rutinas, ¿no?). No puede haber una existencia satisfactoria si descuidamos alguna de las bases de nuestro bienestar, y tan importante es la espiritualidad como el cuidado (que no culto) del cuerpo.

El ejercicio, el yoga, la meditación la nutrición consciente, las terapias naturales, el bienestar emocional, el descanso, la autoestima, la sexualidad, el ocio, el autoconocimiento, el desarrollo personal… Todas estas áreas y muchas más tienen cabida en «Whole». De lo que se trata es de ofreceros la información que más os interesa y de la que podéis sacar más utilidad

Gracias a los consejos y recetas de personas muy preparadas y expertas en su área de conocimiento, podremos implementar más sabiamente el cambio de hábitos en nuestras vidas.

Abrimos el espacio con Ana Rivas, la mujer que está detrás de  Respira Pilates y que además co-dirige el centro WellFit en Barcelona.

Ana está llena de energía positiva y desde muy jovencita le encantaba entrenar. Esto le llevó a dirigir su carrera hacia el mundo del deporte y en concreto a especializarse en el método Pilates.

Hablamos con ella sobre las diferencias entre pilates y yoga, la importancia de tener una buena conciencia corporal, tips sobre cómo evitar la pereza y empezar a practicar pilates ya mismo desde la comodidad de nuestro hogar y mucho más…

Podéis ver el vídeo completo aquí y leer justo debajo el testimonio de Ana sobre su experiencia con el Pilates.

¿Alguien más que practique Pilates?

No dejéis de contarnos cómo os ayuda y si lo recomendaríais.

 

LO QUE EL PILATES PUEDE HACER POR TI. POR ANA RIVAS

El Pilates me enseñó a escuchar y a cuidar de mi cuerpo.

Me he dedicado durante 15 años al mundo del ejercicio, impartiendo diferentes actividades dentro del fitness, pero no fue hasta que descubrí el Pilates que empecé a tomar conciencia de cómo me movía, de qué músculos utilizaba ni de cuál era mi postura.

Hacer por hacer es un error y puede hacer que te lesiones. El Pilates se centra inicialmente en el trabajo de musculatura profunda, con el objetivo de equilibrar las tensiones musculares y estabilizar nuestra pelvis y columna. Esa es la razón por la que obtiene tan buenos resultados en personas que sufren dolor de espalda, que quieren mejorar su postura o recuperarse de una lesión que no acaba de irse nunca.

En los movimientos se debe actuar con el cuerpo y con la mente. Los movimientos se realizan con precisión y control.

Durante tu clase de Pilates tu atención está puesta en el cuerpo, en el movimiento y en las sensaciones que se despiertan mientras te ejercitas.
Nuestro cuerpo y nuestra mente se conectan a través de la respiración, por eso cada ejercicio se acompaña de una respiración. Esto te ayuda a incrementar tu nivel de concentración y a alcanzar un estado de relajación y bienestar.


A pesar de esto último, el Pilates no es una disciplina para relajarse. Requiere un trabajo intenso de fuerza que tonificará los músculos de todo tu cuerpo, con especial hincapié en la zona del abdomen.


Es un método realmente eficaz si quieres tonificar, cuidar tu espalda y mejorar tu postura. Esta eficacia se da porque en cada ejercicio pones en acción a todo tu cuerpo, en lugar de trabajar de manera aislada músculo por músculo como se hace en otras disciplinas.

De esta forma necesitas menos tiempo de entrenamiento y desarrollas la coordinación entre las diferentes partes del cuerpo.

Pilates nos lleva a vivir una vida con conciencia y cuidado. Percibes tu cuerpo como un todo, entiendes que lo que pasa en un pie afecta a tu cuello. Aprendes a interpretar las señales o molestias que envía tu cuerpo, y de esta manera sabes cómo protegerlo, por ejemplo, aprendiendo a relajarte o levantando un peso sin tensar tus hombros y cuello.


Una buena conciencia corporal te permitirá realizar las tareas diarias con mayor facilidad y corregir hábitos posturales erróneos. Y lo mejor de todo es que no necesitas ningún material. Ahora mismo, en tu casa, puedes empezar a practicar Pilates.



Si quieres averiguar más sobre el método Pilates, no te puedes perder este post en Respira Pilares

¿Te animas a unirte a los lunáticos?

Descarga ya gratis tu guía: “7 Rutas para cumplir tu propósito” y empieza a trabajar desde ahora en la manifestación de tus sueños

¡Quiero empezar a trabajar en MÍ!

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This