Curvy en Instagram. El hashtag ¿prohibido?

Ahora que Venus está retrogradando y nos hemos puesto a revisar todo lo que tiene que ver con lo que rige el planeta, me parece un buen momento para analizar la polémica surgida respecto al término «curvy» en Instagram.

Como sabéis, Instagram es la red social del selfie por excelencia. ¿Qué me hago una foto con morritos? Pues la subo a Instagram… ¿Qué me he puesto monísima para ir a la discoteca con mis amigas? Nos hacemos una foto y la subo a Instagram… ¿Qué he salido a pasear por el parque con el perro? Foto y para Instagram… No sé si tiene lógica, pero es parte de la cultura social de nuestra época, nos guste o no. Y la verdad es que Instagram no sólo se limita al selfie (aunque son las imágenes favoritas), sino que podemos encontrar fotos de todo lo que merezca la pena que deje testimonio (el ramo de flores que te ha regalado tu chico, las zapatillas verdes que te compraste ayer, o la deliciosa pizza que cenaste anoche)

Pero Instagram, no sólo fomenta nuestra tendencia al exhibicionismo y a compartir la inmediatez, sino que también tiene unas normas estrictas respecto al tipo de fotografías que se pueden publicar. En realidad, lo que tratan de evitar es la pornografía, así que si subes una foto en la que se vea un centímetro más de piel (por ejemplo, pezón) te la retirarán. No estoy diciendo que tu foto con pezón sea pornográfica, quizás sea una imagen sensual, erótica, o simplemente natural como la vida misma, sin el objetivo final de despertar erecciones… pero las normas son las normas. Y si no que se lo digan a Mylie Cyrus, Rihanna o Cara Delevigne, por ejemplo. A Rihanna, incluso, llegaron a cerrarle la cuenta por un tiempo debido a la fuerte carga erótica de sus instantáneas. Ha habido reacciones, por supuesto. Como muestra, la campaña #FreeTheNiple que pretende acabar con la censura de Facebook hacia el cuerpo desnudo y cuya difusión logró que permitieran las imágenes de madres amamantando a sus bebés o mujeres con masectomías. Lo que ha tenido su repercusión en Instagram.

El último escándalo con la censura de Instagram viene por la prohibición de usar el hashtag curvy. Según la directiva de Instagram, este hashtag estaba siendo utilizado para localizar contenido erótico, así que decidieron prohibirlo. Así de simple. Lo curioso era que otros hashtags bastante más explícitos  (como vagina o clítoris) sí que seguían permitiéndose.

Curvy era un hashtag que usaban especialmente las modelos con curvas, las mujeres sexy o las mujeres con tallas más allá de la 36 para reivindicar la sensualidad de su figura… Y como no, en cuanto llegó la prohibición del hashtag pusieron el grito en el cielo. #curvygirl y #curvyfashion fueron las alternativas, y ¡vaya que si se hicieron oír! Tanto que al final Instagram tuvo que dar marcha atrás y volver a permitir el uso del hashtag curvy.

Porque seamos honestos… La decisión de hacerse una foto sexy o no, es de las mujeres (o de los hombres, aunque estos no suelen causar tanto alboroto). Se puede evitar el sexo explícito con unas normas claras, pero volverse loco ante cualquier imagen mínimamente provocativa es una locura… Al fin y al cabo, los seres humanos somos seres sexuados. Con Venus Rx en Leo (showing off your sexiness) y Saturno en Escorpio (fear – love towards sex) os invito a reflexionar sobre qué mostrar y que no (Venus en Leo), y qué prohibir y qué no (Saturno en Escorpio) Está claro que cada uno tiene su punto de vista, pero… ¿no debería primar la libertad?)

Por cierto, servidora tiene cuenta de Instagram. No es que suba muchos curvy selfies, pero hago lo que puedo. 🙂 Si me queréis seguir, ando por aquí

 

9 comentarios en «Curvy en Instagram. El hashtag ¿prohibido?»

  1. Encuentro que está bien la libertad, pero siempre dentro de ciertos límites, pues ¿cuál es la necesidad de mostrarlo todo? O sea, hay cosas que por su naturaleza es mejor dejarlas en la intimidad y hay cierto encanto en en el misterio. Tal vez Instagram no siempre haya atinado en su política, pero a grandes rasgos la apoyo. Y yo sería del movimiento de reivindicar la privacidad xD

    Responder
    • Sí, pero si yo sigo a Rihanna, porque me gustan sus fotos, ha sido mi elección… Si me ofendiera, la dejaría de seguir.
      Y respecto a la privacidad, también puedes establecer tu perfil privado.
      A mi juicio, lo de las famosas es exagerado censurarlo. Es obvio que por marketing ellas van a provocar. Estamos acostumbrados a esa actitud suya en campañas publicitarias, videoclips… etc, y suelen ser imágenes MUY curradas incluso aunque tengan apariencia de espontaneidad.
      Lo que no me gustaría es encontrarme pornografía pura y dura, pero el erotismo no me molesta, aunque está claro que la sensibilidad de cada persona es diferente 🙂

      Responder
  2. Es curioso Querida Luna, que teniendo yo Instagram, al igual que Twitter y tumblr, no lo utilice 😀 Es la plataforma que menos me llama la atención y es que nunca he sido de fotos. ¿Será que tengo que trabajar mi autoestima? ¿Podría ser que aun no me hubiera aceptado físicamente? Podría 😀
    Veremos, porque al igual que le he dado una segunda oportunidad a las otras plataformas, puede que en esta haga lo mismo 😀

    Responder
    • Seguro que encuentras la manera de mostrar lo que deseas. 🙂 No sólo de selfies vive el artista… Y el selfie deja de serlo cuando se convierte en autorretrato.
      Ahí lo dejo 😉

      ¡Besazo!

      Responder
  3. Hola buen dia! Este post me hizo acordar que Hace dos dias Cerre mi cuenta de twitter. Era problemático porque me revisaban hasta los favoritos.
    Amo instagram me acuerdo de esas fotos de Rihanna y eran bastante subidas de tono… Aunque me guste esta chica, todo tiene un limite no?

    Responder
    • Hay una opción para hacer privada la cuenta de Twitter 🙂 pero igual llego muy tarde para avisarte! Yo le tengo más antipatía a Facebook. Acabas con contactos que sólo aceptaste por compromiso y que parecen puros voyeurs… Veo más maldad en quien mira con celos, envidia o oscuridad, que quien saca una foto de sus nalgas 😀 No es que tolere la pornografía, porque nada me da más asco que encontrarme tweets de sexo explícito sin haberlos buscado, pero el problema de prohibir es que acabas cortando más libertades de las que debieras. Con la censura hay que tener muchísimo cuidado.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Encuentra artículos de ...

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This