Eat, Pray, Love… a la española. La experiencia de Julia

Estoy muy contenta porque Julia ha accedido a compartir con nosotros su experiencia 🙂 Y no estoy hablando de Julia Roberts aunque haya usado el cartel de su peli 😉 estoy hablando de mi amiga Julia que acaba de volver de la India.

Julia Vidal es una gallega de pura cepa ubicada en Madrid. Gestiona junto con su hermana Nenha, uno de los mejores centros de manicura de la capital, y además, tiene su propia empresa de decoración de interiores: Dalalba. Así de entrada parece que no se le ha perdido nada en la India, pero el año pasado hizo las maletas y allí se plantó por 6 largos meses. Su historia me recuerda mucho a la de Elizabeth Gilbert, la protagonista de «Come, reza, ama» (lo tenéis en libro y en peli) Yo me leí el libro y me encantó. Quizás Julia se viera inspirada por historias similares o tal vez fuera la curiosidad y el ansia de conocimiento que una nativa de Virgo, con Ascendente en Géminis y Luna en Escorpio puede sentir. No me cabe duda que con una combinación planetaria de este tipo a una le surgen muchas preguntas…

Sin más preámbulos os dejo la experiencia de Julia al completo para que salgáis de dudas 🙂

 

¿Qué te llevó a tomar la decisión de dejar todo lo que tenías entre manos en Madrid y marcharte de repente sola a la India?

J.V: La idea de irme sola a la India a la aventura durante varios meses rodaba en mi cabeza desde hacía tiempo. Siempre quise hacer un voluntariado en un país pobre y hace cuatro años, cuando por aquel entonces aún trabajaba en Londres, una compañera de mi equipo me habló de su experiencia en la India y también me contó el aprendizaje de una amiga suya allí durante un curso de meditación en un “ashram”. Ni si quiera sabía qué era eso de un “ashram” pero cuando me lo explicó lo tuve claro. Tan claro que se convirtió en un sueño que quería realizar a toda costa.

¿Ha sido una experiencia difícil?

J.V: Meditar no es fácil, sobre todo al principio, pero todo se consigue con ánimo y determinación. Una vez se convierte en un hábito ya el cuerpo te lo pide y son muchísimos los beneficios que se obtienen al realizar esta práctica.

Todo el mundo dice que cuando te dedicas en cuerpo y alma a meditar durante un tiempo en un retiro alejado del mundo salen a la superficie muchos lados oscuros de nosotros mismos que debemos trabajar ó superar. Todas esas cosas que nos duelen y guardamos en una maleta lejos de nuestra vista, por lo tanto, suele convertirse en una experiencia difícil. Yo iba preparada para eso y sin embargo, prácticamente no me sucedió. Mi experiencia personal ha sido en general, muy bonita y enriquecedora.

¿Habías leído el libro o visto la peli de Come, Reza, Ama antes de embarcarte a la aventura? Si es así… ¿qué te parecía?

J.V: Ese libro me lo dejó mi hermana en la mesilla de noche para que me lo leyera el año pasado e incentivó todavía más las ganas que tenía de irme. Su libro resumía tres objetivos en tres países distintos y mi objetivo se centraba solamente en el corazón de su libro: la India.

El mejor momento de tu viaje…

J.V: Ha habido grandes momentos, muchos encuentros y reencuentros especiales pero si tuviera que quedarme tan sólo con uno escogería el momento en el que encontré a mi Gurú. Una agnóstica como yo nunca se había planteado tener a un gran maestro espiritual que le enseñase cómo encontrar a Dios, ¡tan sólo pretendía encontrarme a mí misma! Se dice que… “el gurú aparece cuando el alumno está preparado”.

Su amor es altamente inmenso e incondicional: te enseña, te cuida y te protege al igual que un padre o una madre. Desea lo mejor para ti y al igual que un buen profesor, hace que en ciertos momentos atravesemos exámenes difíciles en la vida para nuestro propio aprendizaje personal y espiritual. No es la panacea y también se espera mucho de nosotros mismos.

El peor …

J.V: ¡Los mosquitos durante el monzón! Aparte de eso…no recuerdo ningún peor momento. Hubo muchas circunstancias no muy cómodas como hospedarse en sitios muy cutres o ducharse en agua fría y lavar la ropa a mano durante varios meses pero eso te hace apreciar lo bien que vivimos en Europa y darte cuenta de lo mucho que nos quejamos por tonterías.

Con la sabiduría de la experiencia, ¿cambiarías algo ahora? ¿Harías las cosas de una manera diferente?

J.V: Pues supongo que en cierta manera internamente ya no soy la misma, con lo cual, cuando algo del entorno no te gusta y es imposible cambiarlo lo más fácil es que cambies tú. Automáticamente percibirás la realidad que te rodea de una forma distinta.

Si en mi mano tuviera una varita mágica que me permitiera cambiar algo ahora mismo sería la falta de honestidad de los políticos, la superficialidad de mucha gente, la tremenda competencia que existe, el egoísmo… ¡Todo eso no da la felicidad! Son muchos los valores fundamentales que se han perdido. La unión hace la fuerza y sin embargo, parece que cada vez hay más gente que mira tan sólo por ellos mismos. No debería ser así, sobre todo en tiempos de crisis.

¿Encontraste respuestas para las preguntas que te habías planteado?

J.V: Encontré incluso respuestas a preguntas que ni siquiera me había planteado. Y si encima tienes la gran bendición de encontrar a tu Gurú, la vida cobra un nuevo sentido.

 

¿Qué te habrías llevado de la India a Madrid? ¿Y de Madrid a la India?

J.V: Me gustaría que aquí se conociera la cultura del yoga porque prácticamente nadie sabe qué es el yoga en realidad. Se entiende como una práctica física de estiramientos posturales que haces en el gimnasio conjugando cuerpo y mente y ya está. “Yoga” significa unión con Dios y las asanas son simplemente ejercicios que preparan el cuerpo para la meditación. Además de eso, el yoga es toda una filosofía de vida que aquí todavía no se conoce.

De Madrid me hubiera llevado… aunque pueda sonar un poco vanidoso, lo único que eché de menos allí es no haberme llevado mi maquillaje. Metí todo lo básico en indispensable en una mochila para seis meses y cuando se casaron mis amigos… eché de menos mis pinturas.

 ¿Conociste algo de la astrología védica? (El sistema astrológico hindú da mucha importancia al signo lunar, pero también es muy determinista, creen más en el destino que en la libertad de elección) Si es así, ¿te gustó?

J.V: Sí, allí la astrología está a la orden del día. Toda la gente que se va a casar se hace la carta astral para ver la compatibilidad entre los dos miembros de la pareja, sobre todo, en los matrimonios pactados y lo más asombroso es que después…¡son felices!

También me resultó muy curioso descubrir que es gracias a la astrología védica el surgimiento de la joyería. Es una técnica milenaria y como siempre los astrólogos recomendaban llevar alguna piedra especial en un lugar determinado del cuerpo… se fue creando la necesidad de llevar piedras preciosas, semipreciosas o cuarzos en contacto con nuestra piel.

 

¿Es la India un país seguro para una mujer que viaja sola?

J.V: Sí que lo es siempre y cuando una sepa moverse adecuadamente. Una mujer debe vestir siempre con recato, no ir sola por la noche…etc

Las mujeres rubias y claramente extranjeras causan furor así que seguro más de uno se abalanzará para poder sacarse alguna foto junto a ella y tocarla por lo que es mejor no darles demasiada confianza. Yo soy muy morena y casi siempre vestía con la ropa típica de allí por lo que creo pude pasar bastante desapercibida.

¿Qué es lo que más te ha impactado del país?

J.V: Pensaba que me iba a impactar mucho ver la pobreza y suciedad de la que todo el mundo me había advertido y sin embargo lo que más me impactó fue el tremendo atractivo de muchos paisajes. Tiene zonas naturales preciosas aunque no estén del todo bien cuidadas. Por ejemplo, el exotismo de Kerala con sus playas de arena blanca y palmeras cocoteras por todas partes nada tienen que envidiar a destinos turísticos como el Caribe o las Sheychelles.

¿Qué consejos le darías a alguien que se esté planteando la misma experiencia?

J.V: En primer lugar le diría que no se lo pensara dos veces porque es una experiencia única en la vida. Yo me fui sola y al final he estado siempre rodeada de gente excepcional; hice muy buenos amigos. No hace falta que se lleve un súper botiquín con pastillas para la malaria y demás enseres como hice yo porque en las ciudades hay muy buenos hospitales. La India es pobre pero no es Somalia como muchos puedan pensar…

 

Photo: Cartel de Eat Pray Love / fotos de viaje cedidas por Julia V.

 

 

4 comentarios en «Eat, Pray, Love… a la española. La experiencia de Julia»

  1. Ohhhh la India…. ¡¡¡yo quiero, yo quiero, yo quiero!!! Qué bonito despertar y ver una entrevista como ésta… La India es un país donde siempre he querido estar, aunque admito que una pequeña parte de mi tiene miedo de si pudiera pasarme algo allí… Los colores, los olores… me encanta todo lo que tiene que ver con decoración e incluso tuve una falda india de seda que me encantaba. Los retiros, el yoga, la meditación… todo eso es un sueño… aunque mi estómago ahora mismo me dice que recuerde que las comidas muy especiadas y picantes no me sientan bien 😉

    Muchas gracias por compartir con nosotrxs esta entrevista a las dos, me ha encantado. Namasté.

    Responder
    • Gracias a ti también por compartir muchas de tus opiniones! 🙂
      Yo estuve en Nepal en Septiembre (fue un viaje breve, no como el de Julia) y a mí sí que me impactó la pobreza, creo que es el lugar más pobre que he conocido. Y sí, hay sonrisas que devuelven humanidad a la miseria, pero la miseria es real: la prostitución infantil, la droga en las calles, la desigualdad injustificada en este planeta… Para mí fue una experiencia agridulce.

      ¡Besote!

      Responder
  2. Hola Luna, aunque mi pregunta está en otra dirección respecto del tema de hoy, creo que es válida por el acontecimiento ocurrido.
    Mi pregunta es que diferencia sustancial hay entre la gran cuadratura cósmica que se ha dado hoy con respecto de la del 21 de abril.
    Gracias por tus comentarios.
    Saludos

    Responder
    • Hola Ricardo, la principal diferencia es que hoy se activará por la Luna en Libra y los aspectos que activa la Luna son mucho más breves. Vale que Marte también está en libra, pero fuera de orbe para activar la Gran Cruz, eso nos viene por gentileza de la Luna.
      Y como buena Gran Cruz Cardinal, aunque dure unas horas es bastante posible que sintamos la tensión, el impulso a actuar, a tomar medidas y buscar soluciones. Como ahora estamos en tiempos de Acuario es posible que busquemos salidas innovadoras y atrevidas, rompiendo el molde. 🙂

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Encuentra artículos de ...

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This