Me gusta hablar de Leo porque es un signo que conozco bien. Además de tener energía leonina en mi carta natal, muchas de mis amigas de siempre son del signo del león y lo cierto es que ninguna puede ocultarlo 🙂

Si hay un pecado que se achaque a las Leo, éste es la soberbia. Y sí, los leo tienen el ego más grande de todo el zodiaco, por eso hoy me gustaría matizar este aspecto y ver cómo su orgullo suele ser del sano. Es importante reconocer que toda cara tiene su cruz y todo anverso su reverso… Vamos, que normalmente, nuestras mejores virtudes también son nuestros peores defectos, todo depende de en qué frecuencia vibren. La tenacidad que lleva a un Tauro hasta el final de la meta es la misma que le impide adaptarse a una nueva circunstancia y le hace ser terco como una mula, la pasión que es capaz de poner alguien de Escorpio en aquello que le importa puede volverle también celoso y obsesivo, la extrema sensibilidad de Piscis convierte a muchos de ellos en personas evasivas… etc. Cada signo lleva su cruz y lo sabio es tratar de potenciar sus virtudes cuando actúen a nuestro favor y ser flexibles y sabios cuando vemos que no nos llevan por buen camino.

En el caso del orgullo de Leo, según mi experiencia personal, he encontrado a nativos de otros signos manejar el orgullo mucho peor que a los leones. Los felinos lo hacen simple: Saben que valen un montón, no lo dudan ni un momento. Son hijos del Sol y nacieron con estrella por lo que se mueven por el mundo con una seguridad innata y no sabiendo hacer otra cosa que brillar. Cierto es que en su vibración más baja ese orgullo puede convertirles en ególatras y déspotas, pero normalmente se libran de una característica mucho más insidiosa: la envidia. Los leo no se comparan contigo, ¿para qué? Ellos son maravillosos y tú también lo eres, cada uno lo es a su manera… Así que ¿para qué van a usar un rasero para decidir quién vale más? Ni les importa, ni están interesados. Y es por ello que les adoro, por su nobleza.

Y como Venus ya está apoyándoles y dentro de poco empezará su reinado, es necesario que todos nosotros empecemos a valorarnos y querernos más. No hagas depender tu autoestima de nadie. Vales lo que vales = mucho. Sin importar cómo le vaya al vecino, al fin y al cabo eso es algo meramente circunstancial. Saca tu brillo y extiéndelo a tu entorno y ya verás cómo todo se empieza a contagiar de tu grandeza. Así como el Sol nos da vida, nosotros también debemos irradiarla. Y para que vayas aceptando tu lado de reina, te dejo el artículo que publiqué en Nosotras, para que sepas cuáles son los tratamientos que más te van a consentir. Para leerlo haz click aquí.

 

Photo: Eddi

 

¿Te animas a unirte a los lunáticos?

Descarga ya gratis tu guía: “7 Rutas para cumplir tu propósito” y empieza a trabajar desde ahora en la manifestación de tus sueños

¡Quiero empezar a trabajar en MÍ!

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This