¿Por qué deberías meditar?

En tiempos en que el mindfulness se ha convertido en la práctica de moda, nadie va a poner en duda los beneficios y la acción terapéutica que la meditación puede tener en nuestras vidas.

Meditar ayuda a reducir los niveles de estrés, baja la presión sanguínea, mejora la calidad del sueño, aumenta la memoria, favorece la concentración, refuerza el sistema inmunológico… etc.  Así que si no encuentras al menos 10 minutos al día para invertir en ti es que te lo estás montando muy mal y deberías pararte a reconsiderarlo.

El Efecto Maharashi

Sin embargo, el poder de la meditación va mucho más allá. Y no, no son palabras bonitas o mera utopía. Los intensos efectos de las meditaciones colectivas en la sociedad son reales y han sido demostrados por diversos estudios.

En 1960, el yogui Maharashi Mahesh aseguró que si un uno por ciento de la población mundial practicaba la meditación trascendente, se producirían mejoras significativas en la calidad de vida de todo el planeta. Es lo que se conoce como “El Efecto Maharashi” y ha sido probado en varias ocasiones.

En 1973, Dilbeck y su equipo demostraron que en varias ciudades en las que un uno por ciento de la población practicó meditación trascendental, las tasas de crimen descendieron un 16%. Otro estudio similar realizado en Rhode Island durante tres meses consecutivos tuvo como resultado una reducción del 43% en desórdenes sociales que incluían suicidios, accidentes de tráfico, divorcios, violaciones, robos, asaltos… etc. Tan pronto como el estudio finalizó, las estadísticas volvieron a la normalidad.

Parece que merece la pena intentarlo, ¿no?

¿Unimos fuerzas?

Para los que queráis poner vuestro granito de arena, existe la Iniciativa de Paz Cada Día (Peace Every Day Initiative), a la que podéis solicitar uniros (aquí)

También sería estupendo proponerlo en vuestro centro de yoga o vuestro grupo de amigos. Y es que si infravaloramos nuestro poder para cambiar el mundo no llegaremos a ninguna parte. Todo, absolutamente todo suma. Al fin y al cabo, somos gotas de agua en un océano. Mi consejo es que medites por ti, pero que también lo hagas por aquel que tienes en frente y unas fuerzas con el colectivo. Estoy segura de que juntos podremos llegar a realizar la utopía.

 

Peace & Love

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies