En este post me gustaría hacer una reivindicación. Siempre hablamos de Mercurio retro como si se tratara de una maldición, una carga, un período pesado que tenemos que soportar. Y ya está bien de verlo así.

Los períodos de Mercurio retro son necesarios. No podemos andar por la vida acelerados sin bajar la velocidad en ningún momento. Un tercio del día lo pasas durmiendo… Y sí, sé que hay mucha gente que piensa que dormir es una absoluta pérdida de tiempo y que ojalá existieran los días de 45 horas… pero ¿Sabéis que el ser humano muere antes por falta de sueño que de hambre? Eso dicen… Tu cuerpo necesita descanso, y tu mente (Mercurio) también.

Mercurio retrograda tres veces al año para que reduzcas revoluciones y te pares a mirar la belleza del paisaje, para que no te atolondres y te asegures de que tu trabajo está bien hecho, para que recapacites y te vuelvas un poquito más sabio… El resto son daños colaterales. Los retrasos, los malentendidos, las confusiones… Son sólo las consecuencias de tratar de seguir el mismo ritmo cuando se nos pide que no lo hagamos así.

Y ahora que ya tenemos claro que no es necesario hacer dramas con Mercurio retro, vamos a repasar los tips que apuntábamos el año pasado para sacarle todo el jugo a estas semanas:

  • Uno de los requisitos más importantes es que te asegures de guardar de manera segura todos los archivos y documentos que consideres importantes. Las averías electrónicas no son infrecuentes durante las fases de Mercurio retro, por lo que sé precavida y haz copia en un disco duro externo o en cualquier otro soporte, de aquellas cosas que guardas en tu ordenador y que no te gustaría perder: trabajo, música, fotografías… Si eres de las perezosas que siempre aplazan este tipo de tareas para otro momento. Ahora sí que toca.
  • No firmes nada importante. Las comunicaciones tienden a ser confusas y puede que no cuentes con toda la información relevante. Si puedes, aplaza la firma de documentos para otro momento. Si no puedes, léelo mil veces y asegúrate de que no te queda ninguna duda antes de estampar tu rúbrica en el papel.
  • Si te vas de vacaciones o de escapada rural, chequea que tus reservas de avión, hotel, taxi… etc están en orden. Prepara todo con anticipación y revisa con maneras de neurótica. Créeme, con Mercurio retro es mejor pasarse de prevenida que enfrentar despistes que ya no tienen arreglo.
  • Finaliza proyectos que ya habías empezado. No toca empezar nada nuevo sino trabajar en lo que ya tienes pendiente. Ponte al día y organízate. Mercurio retro te ayudará a sacar el máximo partido a tu agenda.
  • Pon orden en tu armario, la despensa o el trastero. Es un buen momento para arreglar pequeños caos. Aprovéchalo.
  • Actualiza tu cv y dale nuevas perspectivas. Añade aquel curso que hiciste, aptitudes que se te habían pasado o simplemente, cambia tu fotografía por una más atractiva y de apariencia más profesional. Prepárate para comerte el mundo.
  • Retoma el contacto con aquel amigo que hace siglos que no ves y sácale mil sonrisas mientras compartís una taza de café y montones de buenos recuerdos. A veces, mirar al pasado nos recuerda por qué somos quienes somos.

 

 

Photo: Seatory

 

¿Te animas a unirte a los lunáticos?

Descarga ya gratis tu guía: “7 Rutas para cumplir tu propósito” y empieza a trabajar desde ahora en la manifestación de tus sueños

¡Quiero empezar a trabajar en MÍ!

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This