2017 es un año importante por muchas razones, queridos lunáticos (si tenéis la agenda astrológica e hicisteis el workshop de las tendencias astrológicas anuales ya lo sabéis)

Los eclipses de este mes de agosto son clave (hacía tiempo que no teníamos una ronda de eclipses tan esperanzadora) pero la llegada de Júpiter a Escorpio el 10 de Octubre también trae buenas nuevas importantes, especialmente para los nativos de signos fijos.

Un revival de 2012 a 2015, pero con fe

En los comienzos de este blog trabajamos con mucho ahínco el tránsito de Saturno por Escorpio. A ver, seamos claros: Saturno siempre es Saturno y sus métodos no resultan sencillos, pero en Escorpio se vuelve especialmente sádico y cruel, por lo que por aquel entonces (2012 – 2015) vivimos dos años y medio de crisis profunda (y no digo que Saturno en Sagitario esté siendo un paseo, pero se ceba menos con sus víctimas) Por eso, traerles noticias de esperanza y expansión a los que más sufrieron los sinsabores de Saturno en Escorpio, me pone especialmente de buen humor. Y es que sí, cuánto más cuesta arriba se te hiciera el tránsito de Saturno por Escorpio, más vas a poder sacarles partido a los 12 meses de Júpiter en el mismo signo 😉 Así que relámete al urdir en tus heridas, que si escocieron ayer, hoy traen dosis de esperanza.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que Saturno y Júpiter nos hablan de energías contrapuestas. Si Saturno es contrición, miedo y esfuerzos; Júpiter brinda expansión, optimismo y buena suerte. Ambos nos enseñan y encarnan la figura del maestro, pero cada uno tiene su método. Si para Saturno “la letra con sangre entra”, Júpiter quiere que de una vez por todas tengas fe y descubras hasta donde eres capaz de llegar si abandonas la zona de confort.

Ahora haz memoria y repasa qué experiencias viviste en los años 2012 (último trimestre), 2013 y 2014 (también de junio a septiembre de 2015) Analiza qué casas recorrió ese Saturno en Escorpio (información de las casas aquí) y piensa que ahora vendrán con la energía invertida. Donde hubo miedo, ahora habrá confianza; donde encontraste traiciones y envidias, ahora hallarás aliados y apoyos; donde viviste desilusión, ahora llegará el amor… Así es. Júpiter es el bálsamo para las heridas de Saturno, y si de verdad aprendiste las lecciones ahora encontrarás el merecidísimo premio.

Las peculiaridades de Júpiter en Escorpio

De sobra sabéis que cuando un planeta transita por un signo se “tiñe” de su energía y actúa en consecuencia. Júpiter en Escorpio brindará especial buena suerte a las áreas que tradicionalmente rige el signo con aguijón. Y sí, ya sabemos que el erotismo es muy escorpiano, por lo que es un año excelente para trabajar en el desarrollo de tu sexualidad y la conexión con tu pareja, experimentar cosas nuevas, introducirte en la doctrina del tantra, despertar tu sex appeal… etc. Los negocios relacionados con la industria de lo erótico se verán impulsados, y aunque el sexo siempre ha sido un buen reclamo para la venta, ahora suma aún más puntos. Vamos, que si estabas pensando en montar una tienda on-line, las ideas de un sex shop o una boutique de lencería erótica no van mal encaminadas… Todo lo que te seduce gana un plus. Así que ya sabes dónde invertir.

Escorpio también tiene que ver con la privacidad y la seguridad, y el paso de Júpiter magnifica su importancia. Evitaremos exponernos más de la cuenta e invertiremos en herramientas que garanticen que nuestros datos están a buen recaudo. Cierto es que la era de Internet nos lo pone complicado, y por eso mismo, trabajaremos especialmente en evitar la vulnerabilidad.

Por último, tendremos por delante doce meses estupendos para limpiar el cuarto trastero de nuestra psique y deshacernos de traumas, complejos y heridas del pasado. Júpiter en Escorpio favorece la terapia psicológica y cualquier método que te ayude a llegar a la raíz de tu propia oscuridad y sacar los trapos sucios a la luz. Trabajar la sombra nunca es sencillo, pero la intervención de Júpiter lo transforma en algo bastante más llevadero y gratificante. Si llevas tiempo queriendo invertir en ti mismo, quizás éste sea tu mejor momento. No lo dejes escapar.

La buena racha… ¿es para todos?

Pues sí. El universo es justo. Lo mismo que todos tenemos al estricto Saturno transitando por algún recoveco de nuestras cartas, también recibiremos a Júpiter. (De nuevo te remito a repasar el post de las casas) Siempre hay un área de nuestras vidas en la que nos expandimos, crecemos y nos llenamos de fe, y lo que la determina es la presencia de Júpiter en ella. Los signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario) notarán más su influjo benéfico, pero no serán los únicos. Recibe con los brazos abiertos los regalos que Júpiter tiene que entregarte 😉

 

 

 

Photo: Mike Monaghan

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies