Llegamos al final de la serie de opuestos y la acabamos con la pareja formada por aquellos del signo de los peces con los del signo de la virgen.

Piscis y Virgo tienen en común que los dos son signos mutables y femeninos, se muestran discretos y se adaptan a las circunstancias sin mucho drama, aprendiendo a sacarles el mejor partido. Sin embargo, Virgo es un signo de tierra, realista, práctico y trabajador; mientras que Piscis es un signo de agua, extremadamente soñador y emotivo. La tierra y el agua se complementan y se necesitan, al igual que ocurre con nuestros dos protagonistas.

A primera vista son radicalmente diferentes, ¿dónde va el responsable de Virgo, siempre tan pendiente de que todo salga bien, tan pulcro, tan limpio, tan ordenado… con el bohemio y caótico de Piscis?  Donde uno propone normas, el otro quiere anarquía. Si Virgo se estresa porque se retrasó un día en el pago de una factura, Piscis se olvida hasta del día del cumpleaños de su madre. Son blanco y negro, luz y oscuridad. Y sin embargo no pueden estar el uno sin el otro… Se adoran, se necesitan y se desean como puedes desear un oasis en mitad de un desierto.

Virgo y Piscis se preocupan por el otro, cada uno a su manera, pero ambos son serviciales y compasivos. Tienen un gran corazón y muchas ganas de ayudar. Juntos, forman una pareja con la que puedes contar en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia.

Virgo ayuda a Piscis a mantener los pies sobre la tierra, a hacer frente a la realidad y a ser fuerte cuando el  viento sopla en su contra. Le anima a cuidarse y a ser responsable, a madurar y ser consecuente con sus decisiones. Virgo es el pilar sobre el que Piscis se apoya para mantenerse firme.

Piscis, por su parte, inspira a Virgo a encontrar la poesía en cada paso del camino. Le enseña lo hermosa que es la vida y la belleza que se esconde en los rincones más insospechados. Le habla de almas gemelas y corazones unidos más allá del tiempo… y a Virgo se le eriza la piel. El mundo es un lugar mejor para un Virgo si aquel que se lo muestra es del signo de los peces.

En la cama, se juntan la técnica con la imaginación, y partiendo de los instintos más básicos y  terrenales, los dos son capaces de llegar a rozar las estrellas con la punta de los dedos.

Forman una pareja muy bonita puesto que cada uno de ellos tiene lo que al otro le falta. Al unirse son capaces se sacar lo mejor que hay en el otro… y es por eso precisamente que se sienten tan bien.

Además de Virgo y Piscis, existen otras cinco parejas de opuestos a las que te recomiendo echar un vistazo:

– Aries y Libra

– Tauro y Escorpio

– Géminis y Sagitario

– Cáncer y Capricornio

– Leo y Acuario

Photo: Guess Spring Summer 2011

 

¿Te animas a unirte a los lunáticos?

Descarga ya gratis tu guía: “7 Rutas para cumplir tu propósito” y empieza a trabajar desde ahora en la manifestación de tus sueños

¡Quiero empezar a trabajar en MÍ!

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo Google Analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información aquí en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This